Tribunal Constitucional rechaza requerimiento que cuestionaba naturaleza heterosexual del matrimonio

Gracias a los argumentos expuestos por CyJ se logró el rechazo del requerimiento por empate de votos.

 

El día 2 de julio de 2014, doña Carolina Bustamante Sasmay, Jueza titular del Primer Juzgado de Familia de Santiago, requirió a el Tribunal Constitucional la declaración de inaplicabilidad por inconstitucionalidad del artículo 54, N. 4, de la ley 19.947- Ley de Matrimonio Civil-, en cuanto dicho precepto legal establece como causal de divorcio culpable la circunstancia de incurrir alguno de los cónyuges en conducta homosexual. Tal causal, a juicio de la requirente, vulneraría, principalmente, el derecho a la igualdad consagrado en el numeral 2 del artículo 19 de la Constitución, pues establece una sanción solo mirando a la condición u opción sexual de un cónyuge, motivo por el cual no debería sancionarse a una persona. Por otra parte, el recurrido (demandante en el juicio de divorcio), representado por nuestra ONG Comunidad y Justicia, sostuvo que dicha causal se alinearía a lo dispuesto tanto por la Constitución, como también por lo ya sostenido en este Excmo. Tribunal toda vez que se protege la naturaleza heterosexual del matrimonio. 

El día 9 de octubre de 2014, se realizó la vista de la causa ante el Tribunal Constitucional. En la audiencia alegó el Director de la ONG Comunidad y Justicia, el profesor de filosofía del derecho don Álvaro Ferrer Del Valle.

El 30 de diciembre de 2014, el Tribunal Constitucional dicta sentencia declarando el rechazo del recurso de inaplicabilidad presentado. La decisión fue alcanzada con un empate de votos (4-4) estando ausentes en la vista de la causa los Ministros Peña y Romero. Quienes estuvieron por rechazar el recurso fueron los Ministros señores: Raul Bertelsen Repetto, Francisco Fernández Fredes, Ivan Arostica Maldonado y Domingo Hernández Emparanza. Por otra parte, quienes estuvieron por acoger la acción de inaplicabilidad de autos  fueron los Ministros señores: Carlos Carmona Santander, Hernán Vodanovic  Schnake, Gonzalo García Pino y María Luisa Brahm Barril.

Dentro de los considerandos del  fallo, el Tribunal reafirmó la naturaleza del matrimonio basado en la unión de un hombre y una mujer, señalando que “tal modelo resulta acorde con las bases de la institucionalidad contenidas en el capítulo I de la Carta Fundamental, la que, en su artículo 1 , inciso segundo, señala que la familia es el núcleo fundamental de la sociedad, disposición que se reitera en el artículo 1, inciso primero, de la Ley de Matrimonio Civil, que añade que el matrimonio es la base principal de la familia” ( c. 6 ). En esta misma línea, agrega “que, conforme a lo razonado, la legislación sobre matrimonio y divorcio existente en Chile no considera como causal de divorcio culpable la mera orientación afectiva hacia persona del otro o del mismo sexo, y únicamente considera transgresión grave al deber de fidelidad propio del matrimonio la conducta, o actos, de uno de los cónyuges con personas del otro o del mismo sexo (…) lo que no presenta una diferenciación arbitraria respecto a otras causales de divorcio por culpa como sostiene el requerimiento” (c. 18).

 

La presente sentencia del Tribunal Constitucional constituye un importante precedente y reafirma, una vez más, la naturaleza heterosexual del matrimonio. Recordemos que este Excmo. Tribunal ya se ha pronunciado anteriormente sobre la naturaleza heterosexual del matrimonio en sus sentencias rol 1881 (sobre constitucionalidad del concepto de matrimonio del art. 102 del Código Civil), y rol 2435 (también sobre la causal de divorcio por conducta homosexual del art. 54 de la Ley de Matrimonio Civil).

Adjuntos:
Descargar este archivo (SENTENCIA TC_ROL 2681.pdf)SENTENCIA TC_ROL 2681.pdf[ ]1506 kB