Derechos de la infancia

“Los Estados Partes se comprometen a asegurar al niño la protección y el cuidado que sean necesarios para su bienestar, teniendo en cuenta los derechos y deberes de sus padres, tutores u otras personas responsables de él ante la ley y, con ese fin, tomarán todas las medidas legislativas y administrativas adecuadas” – artículo 3.2 de la Convención Internacional de los Derechos del Niño.

La Convención Internacional de los Derechos del Niño es el tratado de más amplia ratificación en la historia. En Comunidad y Justicia compartimos la misión de proteger y promover los derechos de los menores de edad. Nos guía el principio básico del bien superior del niño, reconocido en forma explícita tanto en nuestra legislación doméstica como en tratados internacionales, entendiendo que debe integrarse como una consideración primordial al momento de la toma de decisiones respecto de políticas públicas y en cuestiones judiciales.

En Comunidad y Justicia creemos que la correcta lectura y promoción de los derechos de los niños exige que ellos sean considerados a la par de los derechos de los padres en relación a sus hijos. El carácter de sujetos de derecho de los primeros debe de respetarse en atención a la existencia de los derechos y deberes de los segundos con sus niños, tal y como lo señala en reiteradas disposiciones la Convención Americana de Derechos Humanos, entre otras. Así, trabajamos por promover una visión de estos derechos coherente con la concepción de la familia como la unidad fundamental desde la que se estructura toda la sociedad. Una entidad moral que por sí misma tiene ciertos derechos inalienables y en la que debe primar tanto el bienestar de cada uno de sus miembros como el de la familia en su conjunto, bajo un paradigma de ella como unidad independiente de los miembros que la componen.