Derechos de los migrantes

“Los Estados Partes se comprometerán, de conformidad con los instrumentos internacionales sobre derechos humanos, a respetar y asegurar a todos los trabajadores migratorios y sus familiares que se hallen dentro de su territorio o sometidos a su jurisdicción los derechos previstos en la presente Convención, sin distinción alguna por motivos de sexo, raza, color, idioma, religión o convicción, opinión política o de otra índole, origen nacional, étnico o social, nacionalidad, edad, situación económica, patrimonio, estado civil, nacimiento o cualquier otra condición.” – Convención Internacional sobre protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y sus familiares.

El fenómeno de la migración no es nuevo en la historia de Chile y, sin embargo, se ha hecho especialmente notorio en los últimos años, con nuevas oleadas de migrantes provenientes de distintas regiones de América y el Caribe.

Comunidad y Justicia se une a la misión de proteger los derechos humanos de los trabajadores migrantes y de sus familias, ofreciendo asistencia legal en el proceso de regularización de documentación para permanecer y trabajar en el país, así como también en el combate de las discriminaciones arbitrarias de las cuales muchas veces son víctimas. Más grave aun resulta el fenómeno de la inmigración ilegal, en que, para escapar de situaciones extremas en los países de origen, se someten a tratos vejatorios y a riesgos a su vida. Lejos de querer ver en ellos una amenaza a nuestro orden público, creemos que, junto con redoblar esfuerzos en perseguir a los que hacen de este ilícito un negocio, hay que acoger a los migrantes en esta difícil situación, y ayudarlos a regularizar su situación lo antes posible.

El respeto de la dignidad de todos los miembros de la familia humana nos exige ver en los migrantes a un igual con el cual nos identificamos y a quienes reconocemos como prójimos, rechazando toda forma de discriminación arbitraria por su condición de migrantes.