“Todo habitante libre de Chile es igual de derecho; sólo el mérito y virtud constituyen
acreedor a la honra de funcionario de la patria. El español es nuestro hermano. El
extranjero deja de serlo si es útil; y todo desgraciado que busque asilo en nuestro
suelo, será objeto de nuestra hospitalidad y socorros, siendo honrado”.

Reglamento Constitucional Provisorio de 1812

 

"La libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el
reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales
e inalienables de todos los miembros de la familia humana”.

Declaración Universal de los Derechos Humanos - 1948

 

“El movimiento hacia la identificación y la proclamación
de los derechos del hombre es uno de los esfuerzos más
relevantes para responder eficazmente a las exigencias
imprescindibles de la dignidad humana”.

Párrafo 152, Capítulo IV, Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia Católica

CyJ denuncia infracciones sanitarias en Facultad de Medicina UCH

El lunes 6 de abril se realizó en dicha casa de estudios una actividad de propaganda para el uso clandestino del medicamento y se vendieron manuales de aborto casero.


El uso ilegal de Misoprostol es el método abortivo más utilizado en Chile. Existe un verdadero “mercado negro” donde el fármaco se ofrece y vende de manera clandestina: por lo general, 4 pastillas de Misoprostol, suficientes para practicar un aborto, cuestan entre $40.000 y $60.000. Además de la muerte del no nacido, el mal uso de Misoprostol trae graves riesgos para la salud femenina. En efecto, la Resolución N° 10.216 del Instituto de Salud Pública (ISP) advierte sobre los serios riesgos para la salud que provoca el Misoprostol en embarazadas: “se han reportado efectos adversos serios, que incluyen perforación del útero, hiperestimulación uterina, hemorragia vaginal severa, muerte maternal y/o fetal al usar este producto como inductor del parto o abortivo”, dice la resolución del ISP. Por lo mismo, la venta de Misoprostol sólo puede realizarse bajo “receta médica retenida”. En suma, el uso ilegal de Misoprostol afecta dos derechos humanos: la vida del que está por nacer, y la salud colectiva e individual de las embarazadas.

Este lunes, CyJ presentó una denuncia sanitaria ante el Instituto de Salud Pública (ISP) por infracción de las normas sobre publicidad y propaganda de medicamentos contra la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile. La denuncia se origina por una actividad realizada en el Aula Magna de dicha universidad, denominada “Taller: Uso de Misorpostol”, organizada por un grupo de estudiantes agrupados como “Colectivo Género y Salud”, en conjunto con miembros de la “Línea Aborto Libre”. En el evento además se vendieron manuales para el uso clandestino del Misoprostol con fines abortivos.

La denuncia de CyJ generó una rápida reacción en los medios de comunicación (Chile B, La Segunda, Emol, Terra, Bío Bío, Cooperativa, entre otros), ante lo cual el Decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile reconoció la ilegalidad del “taller” y se comprometió a iniciar un sumario interno contra los alumnos responsables. No obstante, por nuestro lado, seguiremos dando curso al sumario sanitario ante el ISP para que se investiguen a fondo estos hechos, averiguar quiénes están detrás de la promoción del uso ilegal del medicamento, y que, en definitiva, se apliquen las sanciones a quién corresponda, sean autoridades, profesores o estudiantes de la universidad.

Puedes revisar la denuncia sanitaria aquí.