“Todo habitante libre de Chile es igual de derecho; sólo el mérito y virtud constituyen
acreedor a la honra de funcionario de la patria. El español es nuestro hermano. El
extranjero deja de serlo si es útil; y todo desgraciado que busque asilo en nuestro
suelo, será objeto de nuestra hospitalidad y socorros, siendo honrado”.

Reglamento Constitucional Provisorio de 1812

 

"La libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el
reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales
e inalienables de todos los miembros de la familia humana”.

Declaración Universal de los Derechos Humanos - 1948

 

“El movimiento hacia la identificación y la proclamación
de los derechos del hombre es uno de los esfuerzos más
relevantes para responder eficazmente a las exigencias
imprescindibles de la dignidad humana”.

Párrafo 152, Capítulo IV, Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia Católica

"Talleres" sobre mal uso de Misoprostol: Más denuncias sanitarias contra la U. de Chile

Se efectuaron dos nuevos “talleres” sobre el mal uso de Misorprostol con fines abortivos en la Facultad de Derecho y Facultad de Cs. Químias y Farmacéuticas de la U. de Chile.

 

A inicios de abril denunciamos ante el Instituto de Salud Pública (ISP) un “taller” sobre mal uso de Misoprostol para realizar abortos caseros, realizado en la Facultad de Medicina de la U. de Chile. El día  28  de abril se presentó una nueva denuncia contra la U. de Chile, esta vez, por un taller realizado en la Facultad de Derecho. Asimismo, se presentó una tercera denuncia contra la Facultad de Química y Farmacias, por un taller realizado el 5 de mayo.

Esta seguidilla de “talleres” dentro de la más importante universidad pública del país es inaceptable. La U. de Chile está colaborando con la difusión y publicidad engañosa de un fármaco muy peligroso para la salud de las mujeres embarazadas, al facilitar sus dependencias y prestigio para que estudiantes y personas externas a dicha casa de estudios promuevan el mal uso del medicamento. Recordemos que el ISP ya desde el año 2000 advierte los severos efectos adversos del mal uso del Misoprostol por embarazadas, los que además del aborto incluyen fuertes hemorragias, perforación del útero y riesgo vital para la mujer.

 

Por nuestro lado ya nos hemos reunido con la Directora de la Asociación Nacional de Medicamentos (ANAMED) y abogados de la División Jurídica del ISP para que las denuncias presentadas permitan identificar a los responsables del daño a la salud pública que se provoca con la promoción ilegal del fármaco abortivo.